10 órdenes básicas que todo perro debería aprender

TABLA DE CONTENIDOS

1. Sentado

2. Quieto

3. Tumbado

4. Venir

5. Caminar junto a su dueño

6. Trae

7. Busca

8. Suelta

9. Ve

10. Salta

11. Conclusión

 

El adiestramiento es uno de los temas de mayor importancia ante la presencia de una nueva mascota. La llegada de un cachorro a la familia requiere de una serie de cambios, en los que la responsabilidad de su educación es uno de los aspectos elementales que todo dueño debe considerar como prioridad.

La educación del canino constituye una base fundamental para formar desde temprana edad el comportamiento y temperamento del animal. Pero ¿por dónde empiezo a adiestrar a mi perro?

entrenar a un perro

Este interrogante es muy frecuente, aún más cuando es la primera vez que se adquiere la responsabilidad de una mascota. Es por esta razón que en esta ocasión describiremos diez órdenes básicas que no deben faltar desde que se inicia el adiestramiento del perro.

Las órdenes que indicaremos a continuación son elementales en el entrenamiento educativo del perro. Son el primer escalón para que el can pueda aprender otras tareas, y sobre todo, formarán parte de su conducta diaria en casa y fuera de ella. Por ello, su aprendizaje es indispensable.

1. Sentado

Sin duda, la primera y, si se quiere, más fácil orden que puede ser enseñada a un perro es a sentarse. Esta es la primera de las indicaciones que todo dueño, bien sea experto o no, debe llevar a cabo con su canino. No solo por tratarse de la más sencilla, sino también porque a través de ella el perro puede comunicar diferentes situaciones como, por ejemplo, pedir comida o salir a la calle.

¿Cómo enseñarla?

Una de las formas más efectivas de enseñar esta orden es mostrando una golosina o premio al perro y dejando que la olfatee un rato. Luego, encerrar la golosina en la mano y, con el puño, trazar una línea imaginaria desde la cabeza hacia la parte trasera del perro, mientras le indicas la palabra «sentado» o «sit«, según prefieras. Después de varios intentos notarás que el perro se sienta cuando realizas esta acción.

Un aspecto clave es que debes mantener un comando permanente para esta orden, una vez hayas comenzado. Por ejemplo, si tu palabra es «sentado», debes continuar los entrenamientos con esta palabra. El perro registrará esta palabra en su mente para relacionarla con esta orden.

 

 

 

2. Quieto

Tan simple que puede parecer aburrida e innecesaria, pero realmente es una de las órdenes más útiles y de aprendizaje significativo para el perro. Aprender a estar «quieto«, bien sea cuando hay visitas en casa o en los descansos durante paseos por el parque, esta es una orden básica que no puede faltar en el adiestramiento inicial.

¿Cómo enseñarla?

Es muy sencillo, una vez el perro haya aprendido a sentarse, pídele que lo haga. Y con una señal que sea de tu preferencia (por lo general es mostrando la palma de la mano) indica al perro que no se mueva y retrocede unos dos pasos. Si lo cumple, mientras te mueves, vuelve y recompénsalo con un premio.

De esta manera, después de constantes entrenamientos, aumentando la distancia al alejarte, el perro se adaptará a esta orden y lo hará con gran facilidad en los momentos que se lo pidas.

3. Tumbado

Tanto tumbarse como «échate» en conjunto con sentado y quieto, son órdenes no solo básicas, sino consecutivas. Por eso, esta es la tercera de estas indicaciones básicas que no pueden faltar. Sobre todo si lo que deseamos es que el perro se quede a nuestro lado, descansando.

¿Cómo enseñarla?

Indica a tu perro la orden de sentado. Una vez allí, y nuevamente con la golosina en la mano cerrada, desplázala lentamente hacia el suelo, indicando al perro que debe tumbarse, siguiendo el curso de tu puño.

Al igual que las anteriores, tras varios intentos el perro comprenderá y relacionará tanto la palabra como el movimiento a esta orden, y lo hará de forma automática cuando se lo indiques.

4. Venir

Por así decirlo, llamar al perro para que venga a nosotros es una de las órdenes más importantes, a pesar de no ser la primera que aprenden. Que el perro atienda nuestra llamada cuando salga corriendo y vuelva, es uno de las aspectos básicos y necesarios que deben practicarse con el can.

¿Cómo enseñarla?

El popular «ven aquí«, o simplemente «ven«, requiere un poco más de práctica que las órdenes anteriores. Sin embargo, no es un proceso complejo. En principio, debes colocar la recompensa en tus manos o pies, sin que el perro lo note.

Una vez realizado esto, llámalo con el comando que desees emplear, recordando que este debe ser permanente una vez comience el entrenamiento para facilitar que el perro lo relacione. Cuando este se acerque, ofrécele la recompensa que guardaste y una palabra de motivación.

Al principio podrá no comprender, pero posteriormente irá asociando que cuando le llames, habrá una recompensa para él y atenderá a tu llamada. Intenta el mismo ejercicio guardando cada vez mayor distancia, de esta manera podrá ser útil aunque se encuentren a varios metros.

 

5. Caminar junto a su dueño

A medida que va aprendiendo las órdenes básicas, el nivel de complejidad también aumenta. Es decir, que se precisa mayor constancia y paciencia para el entrenamiento, sobre todo cuando le enseñamos a caminar junto a nosotros.

Un proceso con mayor grado de dificultad, debido a que es normal, en un paseo, que el perro tire de la correa para detenerse a olfatear u observar algo. Es por ello que la importancia de esta orden es imprescindible.

¿Cómo enseñarla?

Lo habitual es que durante el paseo, cuando el can comience a tirar de la correa, le des la orden de sentarse. Una vez realizado, indícale que se quede quieto e intenta reanudar la marcha.

Si no se queda quieto, inténtalo otra vez. Y esta vez, al reanudar la caminata, indica al perro con un «vamos» o «adelante«, que debe caminar junto a ti.

Si este intenta alejarse nuevamente, utilizando la palabra «junto» practica ordenarle que debe ir de tu lado. Si no te obedece, dile «¡No!» Y vuelve a indicarle la orden, para que sepa a qué te refieres.

Un aspecto importante es seleccionar siempre un mismo lado para la marcha de esta manera, el perro entenderá el patrón de caminata a tu lado progresivamente.

6. Trae

Se trata de una orden que no solo servirá para que nuestro perro se mantenga entretenido y liberando tensión, sino que, también, le enseñará a entregar objetos que hemos lanzado o escondido en los alrededores de la casa. Enseñar a tu perro a «traer» alguna cosa es, sin duda, saludable y útil.

¿Cómo enseñarla?

Lo primero es permitir que el can se identifique con el objeto, por ejemplo, una pelota. Y posteriormente lanzarla, indicándole con el comando «trae» que debe volver con ella.

Una vez la traiga a nosotros es importante premiarle y continuar, pues es normal que en los primeros intentos se entretenga con otro objeto.

Las órdenes «busca» y «suelta«, van en conjunto con esta indicación, debido a que se estimula al perro y además se enseña a buscar el objeto y devolverlo.

 

7. Busca

Esta orden, al igual que la anterior, estimulan el sentido exploratorio del perro, su olfato y su mente. Es un aprendizaje progresivo porque para traer el objeto que hemos lanzado, el perro debe realizar una búsqueda, hasta encontrarlo y devolverlo a las manos de su dueño.

Una vez el can haya devuelvo el objeto debe ser recompensado por la exitosa explotación. Los primeros intentos probablemente no le resulten con tanta facilidad, pero posteriormente se irá sintiendo más cómodo y sobre todo entretenido.

traer

8. Suelta

Además de traer y buscar, enseñar al perro a soltar el objeto es una orden muy necesaria, pues es común ver cómo se aferran a cualquier cosa, como una pelota, y no desean devolverla.

Enseñarle de forma adecuada que debe devolver el objeto voluntariamente, sin necesidad que debamos extraerla de su boca, nos ayudará a tener una mascota más tranquila y equilibrada.

¿Cómo enseñarla? 

En estos casos, una vez haya encontrado el objeto y lo traiga de regreso, es oportuno mostrar nuestra mano, indicando el comando «suelta» para que este note que estamos pidiendo regrese el objeto.

Una vez lo haya realizado es importante recompensar su acción, de esta manera lo hará con mayor facilidad.

9. Ve

También conocida como «adelante«, esta orden es habitual para indicar al perro que corra o se mueva con libertad, o también para que detenga el trabajo que realizaba. Aunque, en la mayoría de los casos, es más común en el primer aspecto.

Es de muy fácil adaptación para el canino, debido que es como una luz verde para permitirle correr o desplazarse sin ningún inconveniente. Para la práctica de esta orden es importante primero educarle en cuanto a atender el llamado y estar quieto, de manera que si notamos que se aleja, podamos estar seguros de que responderá a nuestra indicación para regresar.

10. Salta

Aunque es la última de esta lista, no es menos importante. Una orden muy útil en el entrenamiento canino, y la realización de rutinas de ejercicios, es “salta”. Esta indicación es más común cuando los perros practican deportes como Agility.

Sin embargo, es apropiada para ayudarles a sobrepasar muros o vallas. En la práctica de juegos y de entrenamientos esta orden es de mucha utilidad y hasta puede ser divertido el aprendizaje de la misma.

 

Conclusión

Sin lugar a dudas, el entrenamiento canino está lleno de un sin fin de aspectos importantes para lograr el equilibrio mental y físico de nuestro perro. El adiestramiento es un tema profundo e interesante que debe practicarse constantemente desde temprana edad del canino y conforme vaya desarrollando.

Un aspecto que no hay que olvidar bajo ninguna circunstancia es el refuerzo positivo. La educación basada en la recompensa y motivación de esta técnica permitirá que los resultados sean más notables y rápidos, en lugar de adoptar erróneamente una conducta autoritaria y agresiva ante la mascota que no producirá buenos resultados.

Es importante enfatizar en la práctica del método de refuerzo positivo en el adiestramiento, con la certeza de visualizar una educación adecuada, donde además de aprender, se establecerán lazos de confianza y comodidad entre el perro y su dueño o entrenador.

Más sobre perros:

COMPARTE ESTE POST