Conociendo la raza de perro Alaskan Malamute

Entre la gran variedad de razas que existen, perderse entre los aspectos distintivos de una u otra resulta muy fácil. La búsqueda de un nuevo compañero canino puede resultar complicada, sobre todo si no se conocen de forma exacta los cuidados y características que tiene cada una de estas especies.

Bien sea por su tamaño, necesidad de ejercicio, alimentación, espacio, higiene o afecto, conocer cuál es la mascota ideal para cualquier persona debería ser un aspecto fundamental antes de elegir al que podría convertirse en el mejor amigo.

Es por ello que hemos preparado un artículo especial acerca de una raza particularmente interesante, además de hermosa apariencia. Se trata del Alaskan Malamute, cuyo reconocimiento, hasta ahora, ha sido por ser un excelente tirador de trineo y poseer una gran fuerza para esta actividad.

Encontrarás, a continuación, toda la información que necesitas para conocer mejor a esta raza, como los cuidados, características, historia, salud y el adiestramiento que se requiere, entre otros.

Origen

El Ártico es el lugar donde tiene la base de inicio esta raza canina, donde las tribus existentes la criaron, primeramente, alrededor del siglo XIX. Su fuerza, gran tamaño e imponente apariencia le hicieron sobresalir como el perro más experimentado en tirar de los trineos. Aunque no era el más rápido, podía trasladar hasta 70 kilos de peso durante un viaje.

El nombre adoptado por estos perros se debe a la existencia de esquimales de nombre «Mahlamuits» o «Mahlemuts«, los cuales le usaban para el transporte de comida y artículos necesarios para su supervivencia en estas zonas heladas.

perro del artico

Además de ser un excelente tirador de trineo, estos perros también fueron reconocidos en las tribus por su habilidad para la caza. Frecuentemente se le observaba en batalla con osos polares, lobos o morsas, entre otros animales de Alaska, y salir victorioso.

Esto, además, permitía a los viajeros estar seguros, así que la protección de las tribus también fue otra función que desempeñó con eficacia esta raza.

Como tal, los Alaskan Malamute fueron reconocidos en el año 1935 aproximadamente. Y desde entonces se han hecho populares por su belleza y carácter.

Características corporales

Un perro musculoso, de contextura fuerte y robusta. Así se presenta el aspecto físico del Alaskan Malamute.

Por tratarse de un perro tirador de trineo, posee una firmeza notable en su contextura, proporcionando la imagen de tenacidad y fortaleza que necesita la actividad que realiza desde sus inicios: el transporte de trineo con carga pesada.

El tamaño ideal estandar de estos perros es de 93 centímetros. Sin embargo, los machos alcanzan hasta 65 centímetros a la cruz, mientras que las hembras promedian una estatura de 63 cm.

En relación al peso, un Alaskan macho puede alcanzar los 70 kilos con facilidad y las hembras establecerse entre los 48 y los 63 kilos.

Caracteristicas corporales Alaskan Malamute

Posee una cabeza proporcionalmente ajustada a su contextura física. De forma larga y ancha. Se mantiene siempre erguida, lo que le provee un aspecto de gran seguridad y majestuosidad.

Una mirada curiosa es lo que caracteriza los ojos de esta raza, los cuales son de tamaño medio y en forma de almendra. Comúnmente en color oscuro o castaño.

Sus orejas se presentan en forma ovalada, hacia abajo. Son pequeñas y con puntas redondas. No obstante, cuando se encuentran erguidas, apuntan hacia afuera.

Las extremidades inferiores de esta raza son tan prominentes como el resto de su cuerpo. Firmes, musculosas y cubiertas por su denso pelaje. Sus patas poseen una especie de almohadilla gruesa que le proporciona mayor comodidad y facilidad para trasladarse.

Referente al pelaje del Alaskan Malamute, puede percibirse abundante y dividido en dos. Una capa interna, más suave y fina, y otra externa. La capa externa se presenta más gruesa y áspera. Ambas lo protegen de las bajas temperaturas en las que fue criado.

El color del pelaje de esta raza puede ser variado. Bien puede presentarse unicolor (negro y blanco los más comunes) como bicolores, o con distintas combinaciones de estas tonalidades.

Comportamiento

El carácter de la raza Alaskan Malamute puede presentar algunos rasgos muy detallados. En gran medida, este aspecto depende tanto de su educación como de su entorno. Veamos por qué:

Se trata, en principio, de un perro sereno, seguro de sí mismo y equilibrado. Tiene una conducta tranquila la mayor parte del tiempo.

Esto no quiere decir que sea un perro confiado, al contrario. Al percibir algún peligro o sospecha de riesgo a su alrededor, inmediatamente actúa. Es un perro que no suele ladrar innecesariamente, sino que avisa ante cualquier escenario que lo requiera con tal de proteger a los suyos. Por lo que es caracterizado como una buena compañía.

Posee una presencia imponente, y así se mantiene protegiendo su hogar y personas queridas.

Esta raza tiene tendencia a ser destructiva si se siente agobiada por el encierro. Es decir, que habitar en un espacio reducido, como por ejemplo un apartamento, no es adecuado para los Alaskan.

En cuanto a la convivencia con otros perros, puede ser un poco desconfiado al principio y sentirse invadido. Sin embargo, esto irá pasando conforme a los días y mientras no se sienta agredido, se mantendrá tranquilo.

Posteriormente, se adaptará y convivirá tranquilamente con los otros perros.

Comportamiento Alaskan Malamute

En relación a las personas, aunque posee una apariencia seria, esta raza suele ser juguetona, cariñosa y muy alegre, por lo que convivir con nuevos amigos no le resulta un problema una vez que los conoce.

La necesidad de ejercicios y actividades al aire libre es indispensable para que este perro mantenga canalizada su energía y no se torne un animal rebelde, destructor y depresivo. Por ello debes considerar el tiempo que tengas para dedicarle a los paseos de estos animales.

La lealtad, dulzura y protección hacia sus dueños, son las características principales que definen la personalidad de esta raza. No obstante, en algunos momentos puede desarrollar una conducta recia.

En la mayoría de los casos, cada uno de los aspectos relacionados con la conducta y carácter del Alaskan Malamute estará determinado por la educación que se le brinde a la raza desde temprana edad.

Adiestramiento del Alaskan

Debido a su origen y genética, los perros de esta raza pueden presentar una conducta agresiva y estar siempre a la defensiva de no ser educados adecuadamente.

Si deseas disfrutar de una mascota dulce, equilibrada y llena de energía, lo ideal es comenzar el adiestramiento del Alaska Malamute desde las primeras semanas de vida, esto garantizará, a medida que vaya creciendo, un perro de buen comportamiento.

Adiestramiento del Alaskan

Uno de los aspectos que se debe considerar como prioritario es enseñarle a convivir y socializar con otros animales, sobre todo los de tamaño inferior a él. Esto se debe a que, por su naturaleza, esta raza tiende a ser un cazador por excelencia, e identifica a los animales más pequeños como sus presas.

Aprender a convivir evitará que se vaya corriendo detrás de cualquier animal al salir a la calle. Así que este es un aspecto clave que se debe entrenar.

Para mayor seguridad, puede adoptarse la modalidad de paseos con correa. No obstante, esto puede ser contraproducente, debido a que se trata de un animal con gran tamaño que puede arrastrar a su dueño con facilidad en el momento de huir. Lo más conveniente es practicar constantemente la educación del perro para evitar estos episodios.

Aunque se trata de un perro inteligente y obediente, suele ser muy independiente, y esto puede influir en su adiestramiento. Ser paciente y hacer uso del refuerzo positivo proporcionará los mejores resultados en la educación del perro.

Además, realizar prácticas cortas (de 10 a 15 minutos) constantemente, será suficiente para que el perro adquiera los conocimientos necesarios en función de un buen comportamiento.

Y no hay que olvidar las órdenes básicas como sentarse, quedarse quieto y caminar junto a nosotros. Todo esto será de gran utilidad en la rutina de estos animales.

Salud

De manera general, el Alaskan Malamute suele ser un animal muy sano, fuerte y robusto. Sin embargo, al igual que otras razas, su salud se puede ver afectada por enfermedades ocasionadas por causas genéticas o factores externos.

cuidados del alaskan

Ninguna de estas enfermedades son exclusivas de la raza, es decir, que pueden aparecer en este o cualquier otro canino. Las más comunes son:

Displasia de codo y cadera

Ambas patologías son de carácter hereditario, es decir, que dependerá en gran medida de la descendencia del perro. Se trata de una malformación en la articulación de la cadera o el codo del animal. Esta enfermedad tiene mayor tendencia en perros de gran tamaño y peso. La displasia de cadera suele ser más frecuente que la de codo en los perros Alaskan.

Enfermedades oculares

Glaucoma, atrofia progresiva de retina y distrofia corneal, son las condiciones más comunes que pueden afectar la salud visual de esta raza. Son de origen genético en la mayor parte de los casos. Estas patologías pueden ser de deterioro progresivo para la visión del perro y hasta producir que pierda este sentido completamente.

Pérdida de masa muscular

Ya en perros de avanzada y mediana edad, esta condición puede aparecer con gran frecuencia. Acompañada además por falta de estabilidad y coordinación de movimientos. Esta causa puede estar asociada a múltiples factores. Por lo general se debe a una polineuropatía, lo que debe determinar el médico veterinario.

Epilepsia

Estos perros en algún momento podrían presentar convulsiones continuas. Lo cual afectaría a su sistema neurológico.

En cualquiera de los casos, al observar síntomas de alguna de estas enfermedades, lo más sensato es visitar a un veterinario de forma periódica. De este modo se podrá determinar, a temprana edad, la manera de tratar estas patologías.

Cuidados

Por tratarse de un perro rústico, fuerte y musculoso, los cuidados que requiere no suelen ser tan especiales como en otras razas más delicadas.

Sin embargo, es necesario mantener algunas condiciones para cuidar de su salud y bienestar, sobre todo durante su etapa de cachorro. Podría decirse que en los primeros meses de vida del Alaskan Malamute es donde se centrarán las bases para que continúe su vida de adulto con un buen estado de salud y energía.

cachorros Alaskan malamute

Veamos a continuación algunos cuidados que se necesitan para asegurar el bienestar de este gran amigo:

Alimentación

Como es común en perros de raza grande, la alimentación juega un papel fundamental para evitar que el perro sufra de obesidad, además para mantener el cuidado de su pelaje brillante y evitar que se le caiga.

Las articulaciones de estos perros necesitan fortalecerse constantemente, y velar porque dentro de su alimentación se encuentren los elementos que le ayuden en este proceso es, sin duda, de vital importancia.

Mantener una alimentación equilibrada, con un alimento que proporcione los requerimientos necesarios para su buen estado de salud y que además le brinde la saciedad que el perro necesita, es lo más recomendable.

No exceder la cantidad de alimento es igual de necesario, pues esto produce una sobrealimentación en el animal que puede generar, además de obesidad, otras afecciones a su salud.

Ejercicios

Combinar la alimentación del Alaskan Malamute con ejercicios es una tarea indispensable para asegurar la salud de nuestro perro.

Recordemos que se trata de un animal muy enérgico y además acostumbrado a la vida al aire libre, por lo que de no recibir paseos o rutinas de ejercicios constantemente podría desarrollar en él no solo obesidad, o alguna otra patología, sino también una conducta rebelde y agresiva.

Tres paseos diarios, acompañados de juegos o adiestramientos de 15 minutos, o un paseo largo al día, será suficiente para mantener a estos perros tranquilos y en buena forma.

Excederse en los ejercicios tampoco es recomendable, pues pueden generar en el animal problemas de articulaciones.

Veterinario

Las visitas periódicas al veterinario, cumpliendo el esquema de vacunación y desparasitación, es indispensable también para mantener a esta raza libre de enfermedades.

Afecto y atención

Aunque se trata de una raza equilibrada e independiente, el amor y la compañía de sus dueños no puede faltar. De sentirse desatendido, puede empezar a causar destrozos para llamar la atención. Así que dedica una buena parte de tu tiempo a demostrarle tu amor al Alaskan Malamute que tienes de mascota.

raza alaskan

Baño e Higiene

Aunque se trata de un perro rústico, requiere al menos un baño una vez cada dos semanas o cuando se encuentre realmente sucio.

El cepillado dos veces por semana será suficiente para mantener su pelaje bien cuidado y con brillo.

Conclusión

Una raza fuerte, musculosa inteligente y leal, es lo que caracteriza a los caninos Alaskan Malamute.

Se trata de un perro que, además de ser excelente para la caza y para el transporte de hasta 70 kilos en trineo, puede proteger incesantemente a su dueño y su hogar.

La educación en estos perros no puede faltar, pues en gran medida de ello dependerá su comportamiento. Así que considera si tienes el tiempo y la paciencia necesarios para otorgar un adiestramiento adecuado a este perro en caso de que quieras adoptarlo como mascota.

Lo que sí es sabido es que el amor y la energía nunca faltarán en tu vida si tienes presente a esta raza.

Conoce otras razas de perros:

COMPARTE ESTE POST