¿Cuánto vive un gato? 4 consejos para que sean muchos más

¿Sabes cuánto vive un gato y cuáles son los factores que intervienen en su esperanza de vida? Nuestros pequeños felinos se convierten en un miembro más de la familia. Siempre se tumban en el mejor sitio, te ignoran cuando te acercas y te buscan para jugar en los momentos menos oportunos. También te obligan a ser más ordenado y a prescindir de la ropa negra, pero sobre todo, se les quiere como a uno más de la casa.

El avance en la medicina veterinaria, los cuidados y la mayor información y atención a sus necesidades de alimentación hacen que cada vez vivan más años y podamos disfrutar más de su compañía.

En el artículo de hoy te contamos cómo entender la edad de tu gato, qué factores intervienen en la longevidad del animal y cómo podemos contribuir a su calidad de vida.

Cuántos años vive un gato doméstico y uno callejero

A la pregunta de cuánto vive un gato, parece evidente que no existe una sola respuesta correcta. Un gato doméstico que no sale de casa o que tiene las salidas muy controladas puede vivir unos doce años, aunque cada vez es más frecuente que estos animales lleguen a los veinte. El gato más longevo declarado por el libro Guinness de los récords se llamaba Nutmeg y alcanzó a cumplir los 32 años.

Esta media disminuye en los gatos cuyas salidas no se pueden controlar, como los que viven en casas de campo, chalets o pueblos, dado que tienen más probabilidades de sufrir un accidente, un atropello o una pelea.

En el extremo opuesto se encuentran los callejeros, donde la situación es bien distinta. La desnutrición o la mala alimentación y la falta de protección contra enfermedades hace que estos animales, aunque es complicado calcularlo con exactitud, tengan una esperanza de vida significativamente inferior, que se estima entre los tres y los seis años.

Para saber cuántos años tiene tu gato puedes calcularlo de la siguiente manera. En los primeros 12 meses, tu minino se convertirá en todo un adolescente, lo que equivaldría a unos 15 años en edad humana. El segundo año, alcanza su edad adulta, unos 25 años. A partir de ahí se puede multiplicar por cuatro cada año gatuno. Por lo tanto, un gato de 10 años habría cumplido lo que correspondería a los 56 de una persona. Por supuesto, es un cálculo aproximado, pero permite entender el crecimiento y la edad de nuestra mascota.

Factores que influyen en los años de vida de nuestro gato

Veamos algunos de los factores que pueden ayudar a que tu pequeño felino viva más años.

Una buena alimentación

La dieta del animal determinará en gran medida su salud. Obesidad, problemas hepáticos y una larga lista de patologías tienen su causa en una mala alimentación. Escoger el pienso correcto en función de su edad, tamaño y de las necesidades concretas del animal ayudarán a mantener el equilibrio natural de su organismo y fortalecer su sistema inmunitario. En Lobo azul tenemos diferentes piensos adaptados a las necesidades específicas de cada gato: pienso para adultos, para gatos castrados y para cachorros, porque en cada etapa de su vida necesitan un tipo de alimentación específica.

Nueva llamada a la acción

Las visitas al veterinario

Los avances en medicina han evolucionado mucho, permitiendo que tus peludos vivan más años y más sanos. El veterinario se convierte en un compañero más durante toda la vida de tu gato. Acudirás a él no solo para las diferentes vacunas, sino también ante cualquier problema de salud que pueda tener. Elige un centro que te inspire confianza y en el que te sientas cómodo para consultarle cualquier duda que te preocupe sobre su estado.

La raza del gato y la genética

Genéticamente hay razas que tienen una esperanza de vida mayor que otras. Por ejemplo, los siberianos, los persas o los siameses son razas que suelen durar más que la media. Es algo contra lo que no se puede hacer nada. En muchas ocasiones no sabemos ni de qué raza es nuestro minino y no pasa nada, el cariño y los cuidados no dependen de ello. Pero si tienes curiosidad puedes consultar los años de vida media de la raza de tu gato.

Cuánto vive un gato: consejos para que esté más sano y viva más años

Los factores que acabamos de ver son algunos de los principales, pero no los únicos que determinan la esperanza de vida de los gatos. Conociendo bien a tu mascota y poniendo en práctica estos consejos podrás contribuir a que tu pequeño felino tenga una vida más sana, feliz y duradera.

1. Conoce el lenguaje y el carácter de tu gato

Un gato no te va a decir que se encuentra mal ni se pondrá a llorar, pero a su manera te transmitirá su estado de ánimo en cada momento. Conocer sus particularidades y sus señales será de gran ayuda a la hora de detectar cuando algo no va del todo bien.

El carácter también juega un papel clave. Al igual que las personas, cada animal es diferente, lo que determinará su manera de relacionarse con el entorno. Así pues, hay quienes son más independientes, más cariñosos o más sociables. Entender su forma de ser te ayudará a proporcionarle los cuidados más adecuados.

2. Evita el estrés

Son animales con un alto grado de estrés que puede ser perjudicial para su salud. Haz que se sienta cómodo en casa, déjales un espacio propio e intégralos en la familia. Además no son muy amantes de los cambios, trata de evitarlos en la medida de lo posible.

3. Entiende sus necesidades

Los gatos son animales extremadamente ágiles, independientes y limpios. Necesitan jugar, explorar y también dormir muchas horas. Según su edad requerirá más tiempo de juego y de sueño. Por ejemplo, los gatos jóvenes duermen menos y necesitan más actividad física mientras que uno de edad adulta precisa más horas de sueño. Eso sí, de media estos pequeños felinos descansan y dormitan más de la mitad del día para recuperar la energía.

4. La limpieza es esencial

Los gatos son muy limpios y ellos mismos dedican mucho tiempo a lavarse. Pero incorporar el cepillado una o dos veces por semana como mínimo, dependiendo del tipo de pelaje, es muy aconsejable. Aunque tenga el pelo corto y pienses que no lo necesita, tiene muchas ventajas para la salud del animal. Le ayudará a acicalarse, mejorará su circulación y evitará las temibles bolas de pelo en el estómago.

Los gatos son unos excelentes compañeros, aparentemente menos expresivos y más independientes que los perros, pero que también necesitan de tu tiempo y cuidado para tener una vida saludable. Al principio del artículo nos preguntábamos cuánto vive un gato. No tenemos una bola mágica, pero sí un buen consejo. Disfrútalo el tiempo que esté contigo, procura que esté sano y sea feliz y, sobre todo, dale mucho cariño.

COMPARTE ESTE POST