Descubre si el Bichón Habanero es la mascota que buscas

¿Buscas una primera mascota para ti y tu familia? ¿Deseas un amigo dulce, activo y que disfrute la convivencia con los suyos? Todas estas características parecen apuntar al Bichón Habanero, un perro amigable, enérgico y obediente que se adaptará con gran facilidad al núcleo familiar.

Caracterizado como un excelente animal de compañía, temperamento alegre, y comportamiento excesivamente dinámico, esta raza es considerada una excelente mascota para dueños primerizos, pues son muy fáciles de cuidar y mantener. Además, llenarán de alegría el hogar en todo momento.

Sin embargo, requieren de una educación temprana, pues tienen a adoptar una conducta rebelde si no se adiestran adecuadamente y esto hace necesario que sus tutores se informen acerca de todo lo necesario para entrenar correctamente a este tipo de perro.

¿Quieres conocer más de esta raza? Entonces no dejes de leer este artículo que hemos preparado especialmente para ti, donde desarrollaremos todos los aspectos asociados a esta raza. Su historia, carácter, aspecto, educación y los cuidados que requiere, los conocerás a continuación.

Historia del Bichón Habanero

Aunque el origen del Bichón Habanero está bastante ligado a la Isla de Cuba, sus primeros indicios pertenecen con mayor certeza a la cuenca del Mediterráneo, en países como Italia y España, lugares donde se llevó a cabo el cruce entre el Barbet y otros canes, que dieron pase a la aparición de la raza.

Historia del bichon habanero

Este aspecto pareciera ser característico de los perros bichones, pues razas como el bichón frisé, maltés y el boloñes también descienden de la mencionada línea.

Sin embargo, el habanero llegó a Cuba a principios del siglo XIX, traído por marineros españoles, donde se desarrolló formidablemente, gracias a su cercanía con la aristocracia de este país.

Para entonces, eran conocidos como «Blanquitos de la Habana» debido a que su pelaje era únicamente blanco.

Aunque esta raza se hizo realmente reconocida en la Isla de Cuba, no pareció ser suficiente para mantenerse en algunos momentos donde se vio notable peligro de extinción en un periodo del Siglo XX.

Fue la migración de algunos ejemplares con sus familias a Estados Unidos, lo que hizo que cinófilos pudieran mantener la raza aún existente, aunque con menor reconocimiento, pero libre de peligro de extinguirse.

A partir de estos sucesos fue que se dió la aparición del habanero como se reconoce en la modernidad.

Aunque su nombre en muchos casos es asociado a su existencia en la Habana, recibe esta denominación debido al distintivo color de su pelaje color habano, tal cual lo destaca el estándar de la Federación Cinológica Internacional (FCI).

Hasta ahora, destaca como un excelente animal de compañía, dinámico, amigable, con un carácter dócil y muy demandante de atención por parte de los suyos.

Aspecto

Dentro de las características físicas del Bichón Habanero se denota su cuerpo pequeño, compacto, ligeramente más largo que alto, pero bien formado. Todo cubierto por su extenso y ondulado pelaje.

Aspecto

Sus extremidades se muestran cortas, rectas y fuertes adecuadas a la estatura de la raza. Al mismo tiempo, le aportan comodidad y agilidad al movilizarse.

Veamos a continuación una descripción a detalle del aspecto que posee la raza.

Estatura y peso

Aunque actualmente la FCI no ha establecido dentro del estándar de esta raza un peso definido. Es común encontrar ejemplares cuyo peso alcanza desde 3 y hasta 10 kilogramos indistintamente el sexo.

Ahora bien, en cuanto a las dimensiones, estos caninos no poseen un tamaño muy pronunciado, su estatura oscila entre 23 y alcanza 37 centímetros.

Rostro

La cabeza del perro es bastante ensanchada en la parte superior y laterales, pero frontalmente es un poco más plana, con un stop pronunciado muy levemente. 

Por su parte, la ojos de estos canes reflejan su comportamiento, pues muestran su dulzura, irradiada por su enorme tamaño en forma de avellana y de color generalmente oscuro.

La nariz del bichón es de tamaño mediano, y puede presentarse en colores negro y marrón chocolate.

Por otro lado, sus orejas se presentan en forma de triángulo, de inserción alta, pero colgantes hasta sus mejillas.

Cola

Un aspecto característico de estos canes es su cola, pues poseen una especie de curva en la punta que da semejanza a un bastón. Además de ello, se encuentra cubierta por su sedoso y suave pelo largo. Es de inserción alta y curvilínea hacia la espalda.

Pelaje

Un pelo bastante largo, ondulado, sedoso y suave es lo que también caracteriza a la raza. Esta es una de las pocas razas que sobrevive sin capa interna o muy poco desarrollada. Su pelaje externo alcanza a medir hasta 18 centímetros de largo en algunos casos, teniendo algunas ondas rizadas, que le aportan una apariencia admirablemente cómica.

Los colores en los que se puede presentar este canino son; blanco, leonado, negro, marrón habano, tabaco y rojizo. En algunos casos es posible encontrar ejemplares con algunas manchas y combinaciones entre los colores ya citados.

Carácter

Si hay algo que indudablemente hace al Bichón Habanero una mascota ideal, es su encantador temperamento. Siempre activo, juguetón, alegre, y muy divertido. Son características que destacan en el comportamiento de estos caninos, que seguro te darán momentos innumerables de risas con sus ocurrencias.

Caracter

En temas de convivencia es un canino ampliamente sociable, tanto con otras personas como con animales. Sin embargo, es importante realizar un proceso de socialización adecuado desde cachorros para afianzar esta conducta, de lo contrario podría ser rebelde y agresivo.

Este perro adora las actividades al aire libre, sobre todo los paseos y juegos con sus dueños. Debido a esto, es también un animal que ama la compañía de los suyos, por lo que la soledad prolongada puede causarle estrés y ansiedad.

Son perros realmente obedientes, atentos y muy dóciles, así que su educación no será complicada si se toman las medidas adecuadas para ello. De no contar con el tiempo suficiente para hacerle compañía, adiestrarlo y salir de paseo, es adecuado buscar una mascota más independiente, pues estos canes demandan bastante tiempo.

Por lo general, los caninos bichón no presentan problemas de comportamiento. No obstante, si se sienten solos o abandonados por mucho tiempo, es normal que desarrollen una conducta rebelde que se refleje en la destrucción de objetos dentro de casa y ladridos frecuentes.

De no presentarse esta situación, puedes estár seguro que te encontrarás con una mascota llena de amor, dulzura y energía para entretener hasta los más pequeños de la casa, si es el caso. Un compañero ideal para toda la familia o una persona sola, que ocupará gran parte de su tiempo.

Educación

Cómo se ha mencionado, la inteligencia y el comportamiento obediente de esta raza, permitirá que su adiestramiento sea realmente muy agradable, pero esto no quiere decir que no se le debe dedicar tiempo y constancia. Todo lo contrario, estas mascotas requieren una educación adecuada para formar las bases de su carácter.

Educacion

Iniciar a edad temprana y considerando la socialización como primer tema es elemental, al igual que en cualquier raza canina. Estos perros necesitan aprender a reconocer su entorno habitual y el mundo exterior, de esta forma se librará de inseguridades y no sentirá miedo al encontrarse con otras personas o animales.

Una vez avanzados en este tema, es importante enseñar las órdenes básicas de obediencia en casa, sobre todo porque de esta forma, el canino establecerá una buena relación con su dueño, una comunicación adecuada e identificará las cosas que no debe realizar.

Posteriormente, pueden aprenderse trucos y juegos que seguramente resultarán muy entretenidos para el canino y para su dueño, quien disfrutará de verle realizar lo que haya aprendido. Estos animales tienen un toque gracioso que irá muy bien con los trucos que desees enseñarle.

Hay que recordar la importancia del refuerzo positivo en todo momento del adiestramiento, estos canes responden muy fácilmente a la dulzura, amabilidad y el buen trato, por lo que si pones en práctica la motivación y recompensa en los entrenamientos no tendrá ningún problema para llevarlos a cabo rápidamente y los resultados serán notables.

Salud

Por lo general la salud del Bichón Habanero no es un tema de preocupación. Hablamos de un canino saludable, enérgico y muy activo. Requiere ejercicio para mantenerse totalmente saludable.

Salud

La aparición de enfermedades propia de la raza es muy poco común, prácticamente inexistente. Sin embargo, existen patologías que puede afectar regularmente a estos ejemplares, la más característica es la luxación de rodilla o luxación patelar, denominada así a la movilización inadecuada de la rótula, causando amplio dolor y dificultad en la movilización de los perros.

Asimismo, existen otras patologías que aparecen con menos frecuencia, como la atrofia progresiva de retina, cataratas y otitis.

Es importante decir que, en gran manera, la salud de estos animales dependerá de los cuidados que sus dueños le otorguen constantemente, tanto para mantener su apariencia como su estado de salud en buenas condiciones.

Cuidados

Aunque no son uno cuidados extraordinarios, requieren de algunas atenciones especiales para mantenerse saludable.

En primer lugar, la higiene de estos canes es elemental. Aunque no pierde pelo, lo que le hace una mascota hipoalergénica, su manto tiende a enredarse con facilidad. Es por ello que cepillarlo, al menos una vez al día, será muy necesario para evitar la presencia de nudos.

En cuanto al baño, es preciso realizarlo solo cuando el perro se encuentre realmente sucio, no más de una vez al mes y, como decimos, solo en caso de que sea realmente necesario.

La higiene en zonas como los ojos y orejas es muy importante, debido a que están propensas a enfermedades. Por ello, además del control veterinario, realizar revisiones y limpiezas periódicas en estas áreas asegurará la prevención de las mismas.

Estos caninos requieren una práctica de ejercicios moderados, aunque son muy activos. Un paseo diario será suficiente para mantenerlos entretenidos y equilibrados. Combinar este paseo con juegos y entrenamientos le vendrá muy bien para su equilibrio emocional.

Un aspecto singular de estos canes, es su destacada habilidad y preferencia por la natación. Es decir, que con gran facilidad pueden practicarla y se sentirán bastante entretenidos, además de muy saludables.

Además proporcionar una buena alimentación rica en nutrientes, sin excesos, alejará al bichón de la obesidad y le mantendrá consumiendo las vitaminas y proteínas necesarias para su adecuado desarrollo.

Por otro lado, la demanda de atención y compañía en el bichón de la Habana es excesiva. Requieren gran dedicación por parte de sus dueños, así que es importante evaluar si se cuenta con la cantidad de tiempo suficiente para dedicar a estas mascotas.

Por otro lado, el control médico es imperativo en todo canino, de esta manera se mantiene a nuestro amiguito en un estado de salud óptimo y debidamente vacunado y desparasitado.

Conclusión

Sin lugar a dudas, el Bichón Habanero es una mascota para todos los gustos. Dinámico, alegre, dócil y amoroso. Además amigable y muy divertido, ideal para una persona sola o para alegrar los días de toda una familia con sus ocurrencias.

Disponer de esta mascota siendo primera vez te dejará una experiencia grata y te enseñará a valorar la compañía que estos caninos están dispuesto a brindarte, pues aman en gran manera pasar tiempo con sus dueños y toleran muy poco la soledad.

Además de ello, se adaptan con gran facilidad a la presencia de otros animales y personas, por lo que la convivencia y el aprendizaje no serán problemas.

Si dispones de un gran tiempo libre, quieres invertirlo en paseos, recreación y juegos, y te encuentras en la búsqueda de un compañero, la presencia de este perro es ideal para ti.

También te pueden gustar:

COMPARTE ESTE POST