Fila Brasileño: Un guardián para la familia

Una de las mejores compañías familiares que puedas imaginar es el Fila Brasileño. Esta es una raza de perro que destaca por ser extremadamente fiel a la familia y por mostrarse protector de quienes lo rodean. Una vez que un Fila Brasileño llega a la familia, olvidarás por completo como era la vida antes de tener uno en el hogar.

¿Sabes algo de estos maravillosos perros? Si has oído de ellos seguramente sabrás que son guardianes natos, y si se les cría bien son excelentes compañeros de vida; sin embargo existen muchos más datos del Fila Brasileño por conocer, a continuación algunos de ellos.

Origen del Fila Brasilero

Como su nombre nos lo indica, el Fila Brasileño tiene su origen en el país latinoamericano. Si bien su origen no es bien conocido, la teoría más aceptada es que se creó bajo la mezcla entre Mastín Inglés, el bulldog de caza y los perros houndblood. Esta particular mezcla de razas también le dio otro nombre muy popular al Fila; el Mastín Brasileño.

Esta raza fue  creada para cuidar de las granjas de los colonos de aquella época. Sus tareas iban desde cuidar las plantaciones, o cuidar el rebaño, hasta la caza y el rastreo. El Fila Brasileño heredó del houndblood sus buenas habilidades con el rastreo y era así cómo podía mantener en la mira (o mejor dicho en el olfato) a su presa hasta recibir órdenes de su dueños. Del Mastín Inglés heredó un cuerpo grande y fuerte, con gran capacidad muscular y esquelética que le permitía proteger lo que fuese asignado a su cuidado.

Fila Brasileiro

Por su tamaño y agresividad, el fila brasileño no es bien visto en algunos países e incluso algunos han llegado a prohibir su cría y adopción, tal es el caso de Israel, Dinamarca, Australia, entre otros. En países como España, el Fila Brasileño es considerado una raza potencialmente peligrosa por su poca tolerancia a desconocidos, y son necesarios ciertos requisitos legales para la adopción del perro.

Características físicas del fila brasileño

Los fila o mastínes brasileños son perros grandes. Los machos de esta raza pueden llegar a medir hasta los 80 cm de estatura y su peso va desde los 60 kg a los 80 Kg, como puedes notar esta raza de perros es realmente grande, lo que les da ese aspecto intimidante la primera vez que se les ve. Para las hembras la historia no varía mucho, pueden llegar a medir hasta los 70 cm y su peso va desde los 40 kg a los 60 Kg. En ambos casos, la hembra y el macho son lo suficientemente grandes para cumplir con su trabajo de guardianes del hogar.

De gran tono muscular, los perros fila poseen pelaje corto, liso y suave. Su piel es gruesa y la característica que más resalta a los ojos es la piel que cuelga por su cuello y hocico (particularidad heredada del houndblood). Sus orejas son caídas y amplias en forma de V. La trufa es de color negro. Y los colores de su pelaje pasan desde el negro, al castaño rojizo, pelaje atigrado y amarillos, pueden poseer manchas blancas en su pecho y su hocico es comúnmente más oscuro que el resto de su cuerpo.

Comportamiento del Fila Brasileño

El fila brasileño no es un perro recomendado para aquellas personas que tengan poca o nada de experiencia en la cría de perros grandes, son una raza difícil y aunque llegan a ser muy fieles con sus familiares, también pueden llegar a ser muy agresivos con las personas desconocidas. Es importante tener en cuenta que es un perro de carácter fuerte y no siempre obedecerá las órdenes de su dueño.

Como todos los perros definidos como mastín, los perros fila o mastín brasileño son perros que necesitan de grandes cuidados para mantenerse felices y saludables. Así como prevalecen en ellos una gran fortaleza, vigor, y agresividad protectora ante la presencia de extraños y posibles amenazas, también podemos encontrar en ellos un enorme valor, nobleza, amabilidad y una incuestionable devoción hacia su familia.

Raza de perro Fila Brasileno

El mastín brasileño necesita pasar mucho tiempo con su familia. Al dejar al perro solo por mucho tiempo en el patio o en otro lugar, además de ser cruel, solo ocasionará un comportamiento agresivo tanto con la familia como con desconocidos.

El fila brasileño no suele ser un perro ruidoso, su temperamento cuando no percibe ningún peligro en torno a él o a su familia es más bien calmado y amable. Aunque no destaca por ser un perro juguetón, tiene una buena tolerancia a la presencia de niños, siempre y cuando esté familiarizado con ellos. Sin embargo, todo esto cambia cuando el mastín percibe que alguien desconocido está entrando a su territorio o siente que de alguna forma están vulnerando a las personas a su cuidado. Su ladrido es potente y no es recomendable pasearlo sin un bozal, en algunos lugares está incluso prohibido pasear al fila brasileño en áreas públicas debido a su mal temperamento frente a individuos que desconoce, siendo este un rasgo arraigado en su forma de ser desde su creación, ya que esta se hizo pensando en buscar a un perro temerario y guardián que se hiciera cargo de los animales, las granjas, los cultivos y las familias.

Podemos decir que su temperamento varía dependiendo de con quién se encuentre. Cuando se siente amenazado es muy difícil, incluso para su dueño, controlar este comportamiento. Por este motivo, una de las mejores cosas que puede hacer el dueño de un fila brasileño es enseñarlo a socializar desde muy pequeño, ofrecer una buena educación y carácter para que el perro se forme leal y obediente, no obstante, esta última característica no es muy fácil de conseguir en este tipo de mastín.

¿Cuál es la mejor forma de entrenar un mastín brasileño?

Lo mejor es hacerlo desde una corta edad, su entrenamiento no será uno común, como veríamos con otros perros. No se le enseñará a buscar la pelota o a hacer trucos, mas bien, el entrenamiento de un fila brasileño consiste en enseñarle a socializar desde una edad más temprana. Esto con el fin de evitar posibles ataques a otras personas y otros animales. Ese rasgo de agresividad no será por completo erradicado del comportamiento de nuestro perro, sin embargo, el entrenamiento les ayudará a combatir esos momentos cotidianos donde deberá enfrentarse a una persona desconocida o a algún otro animal, y en vez de reaccionar de forma violenta o agresiva, pueda superarlo de forma calmada.

Los fila brasileño necesitan un dueño que haga las veces de entrenador, y pueda enseñarle a socializar de forma calmada y con mucho tacto, evitando así que el perro cree un ambiente donde él sea el amo y no otros. Por esta misma razón, no es recomendable que alguien sin experiencia en perros dominante adopte esta clase de perro. Es una opción buscar los servicios profesionales de un entrenador especializado en esta raza de perros.

 

Alimentación del Fila Brasileño

Por ser perros grandes, es necesario que la alimentación de estos ejemplares sea de calidad (con un pienso de alta gama) y en porciones generosas. Es igualmente importante prestar mucha atención a lo que le damos de comer. Cuando los perros son cachorros, lo más recomendado es darles hasta cuatro tazas de comida al día, esto entre las ocho y las doce semanas de edad, pues es la etapa en la que más se desarrollan. Con el paso de los meses la cantidad de comida va disminuyendo, por ejemplo; entre los tres y los seis meses de edad lo ideal es alimentarlos con tres comidas al día. Y nuevamente esto disminuirá cuando cumplan el año de edad, donde lo más recomendado es alimentarlos con dos comidas de alta calidad al día.

Los fila brasileños son propensos a subir de peso, algo común en razas grandes, y esto puede ocasionarles graves problemas de salud tales como la displasia de cadera. Escoger comida de alta calidad y darles suficiente agua para mantener hidratado su enorme cuerpo son las acciones necesarias que debemos tomar para mantener la buena salud de nuestro perro.

Además, los perros fila pueden comer alimentos como vegetales, frutas, huevos cocidos, su comida en compañía de sopa, todo esto en cantidades medidas para evitar que suba de peso.

Crías del fila brasileño

Como toda raza grande de perros, la hembra del mastín brasileño tiene la capacidad de tener a muchos cachorros en una sola camada. Es recomendable permanecer junto a la perra en todo el proceso del parto en caso de que se presente alguna complicación o necesite ayuda. Lo más común es que se aíslen y busquen un lugar para parir y lo mejor que podemos a hacer es ofrecerles un lugar cómodo para que traigan a los cachorros al mundo.

Si es una perra primeriza puede tener ocho perritos, luego, en las próximas camadas la cantidad de cachorros puede subir. Sin embargo, si no se tiene mucha experiencia también podemos recurrir a un veterinario para que nos ayude en todo el proceso del parto. De esta forma garantizaremos que los cachorros lleguen de la forma más segura y nuestra perra también tenga un parto más seguro y sin complicaciones.

Igualmente será necesario llevar a los cachorros a una evaluación veterinaria. Se le deben aplicar las vacunas correspondientes, así como desparasitante. De cachorros, estos perros son tan delicados como los de cualquier otra raza por lo que es importante estar muy al pendiente de ellos y asegurarnos de que se encuentren en un lugar cálido.

 

¿Qué cuidados necesita el fila brasileño?

El mastín brasileño tiene un pelaje suave, corto que es muy fácil de cuidar, lo usual es cepillarlo una vez a la semana y será suficiente para que se mantenga limpio y fuerte. Al bañarlo, lo mejor es usar un acondicionador para el cabello para mantener su pelaje suave, liso y brillante. Debe recibir un baño cada tres meses o antes si está muy sucio, utilizando un champú que no maltrate su piel.

Debemos revisar sus orejas igualmente una vez a la semana y limpiarlas si es necesario, con un algodón y aceite para bebés, nunca con un hisopo pues no queremos hacerle daño. Sus uñas también deben ser atendidas, córtalas una vez al mes. Cepillar sus dientes también es un paso esencial para mantener en estado higiénico sus dientes y boca, es importante hacerlo con un cepillo de cerdas suaves e incluso, existe crema de dientes especial para perros que no le ocasionaran ningún daño.

En cuanto a su salud física, para mantener sus músculos y su esqueleto activo y en buena forma, una caminata al día será más que suficiente ya que no son perros que necesiten de una excesiva actividad física. Al ser perros tan grandes, tener un patio amplio donde pueda jugar y desplazarse con amplitud desde cachorro hasta la etapa adulta le ayudará mucho.

Mastin brasileno

Para tener en cuenta

Los fila brasileño son perros especiales, de hecho, esta raza ha sido proclamada como la raza nacional de perros en Brasil. Es importante darle la importancia que tiene y no menospreciarla dejándonos llevar por su fama de perros agresivos.

Los fila brasileños no solo estarán contigo en esas calurosas tardes de verano, se quedarán contigo en otoño, invierno y en primavera. Son perros extremadamente fieles y cariñosos con sus dueños y sus familias. Si bien no son una raza de perros recomendadas para todas las personas, si buscas de un guardián que sea leal, fiel y noble, esta raza de perros es la indicada para ti. Ten cuenta que poseen un carácter fuerte y difícil de manejar, pero todo se trata de darles la mejor educación desde que son cachorros y así una vez sean adultos sabrán comportarse frente a las situaciones que los hacen sacar sus más antiguos instintos.

Tener un fila brasileño en la familia es tener un compañero leal, cariñoso, fuerte y capaz de velar por el bienestar de nuestra familia.

COMPARTE ESTE POST