Te contamos todo del Gran azul de Gascuña

Si pensabas que habías conocido todas las razas caninas existentes, y las características sorprendentes de cada una de ellas, te equivocas. Aún queda mucho por explorar en este tema, detalles de razas que te sorprenderán, como es el caso del peculiar Gran Azul de Gascuña.

Nombrado de esta manera por su pelaje azulado, que otorga gran particularidad al aspecto grande y robusto que distingue la presencia de esta raza.

Originario de Francia, con gran popularidad en las actividades de caza, un animal descendiente de los sabuesos. Este canino ha tenido un gran reconocimiento por parte de la sociedad, por su figura imponente y su agilidad.

Aunque es un perro de temperamento amable, no es el tipo de mascota común para cualquier hogar, pues posee aspectos individuales que le hacen más adecuado para la vida en el campo.

Un dueño que conozca acerca del trato y manejo de estos animales es lo más adecuado, por esta razón, hemos preparado un artículo con todos los detalles que debes conocer acerca de estos canes y puedas descubrir si sus habilidades, cuidados, comportamiento y aspecto, se adaptan a la mascota que necesitas para ti.

Origen del Gran Azul de Gascuña

Aunque no existe con precisión una fecha concreta relacionada a la aparición de esta raza, se reconoce que su país natal es Francia, más concretamente de Gascuña (Gascogne), donde estos canes fueron el resultado de diferentes cruces.

Lo que sí es indiscutible, es que la raza es una de las más antiguas del mundo canino, se relacionan sus inicios con el Perro de San Huberto, el cual fue cruzado con otros sabuesos, dando como resultado al Gran Azul de Gascuña.

Se presume que los ancestros de este can fueron sabuesos traídos a tierras francesas por los comerciantes fenicios y romanos, destinados principalmente a la caza, actividad con la que la raza fue y es aún reconocida.

Grand Bleu de Gascogne

Aunque su existencia se vio considerablemente amenazada con la llegada de la Revolución Francesa, su habilidad para la caza de animales pequeños hizo que los criadores se interesaran en él como un compañero en esta actividad.

Posteriormente fue ganando popularidad y se trasladó a Estados Unidos, donde se hizo más reconocido que en su país de origen. Allí es usado igual, para actividades de caza, pero de animales más grandes como ciervos y jabalíes.

En otros países como España, es utilizado como perro de compañía en algunos casos, sin embargo, estos animales requieren de un dueño con conocimientos para mantenerle.

Apariencia de los ejemplares

Típico ejemplar de jauría de cazas, esta raza se caracteriza no solo por su tamaño grande y distinguido, sino también por su pronunciada osamenta, que le otorga una presencia imponente y destacada.

Veamos las características más distintivas de este cánido.

Tamaño y peso

Indiferentemente el sexo de estos caninos, su tamaño se promedia entre 60 y hasta 72 centímetros de altura. Acompañado de un peso que se aproximado a los 40 y hasta 59 kilogramos, su cuerpo musculoso evidencia la fuerza y agilidad que posee esta especie.

Cabeza

Estos sabuesos poseen una cabeza ligeramente alargada, no muy pronunciada, pero si bastante fuerte. Sus orejas son estiradas, de inserción baja desde la altura de los ojos y colgantes.

Posee una nariz mediana y ojos medianos, redondeados y de color oscuro generalmente. 

Posee además un cuello y cuerpo notablemente alargado.

Extremidades

Al igual que el resto de su cuerpo, las extremidades del Gran azul de Gascuña son formidables. Las patas delanteras se muestran gruesas y rectas dando seguridad al pisar, mientras que la solidez de sus patas traseras, le otorgan agilidad al movimiento y estabilidad.

 

Cola

Una cola engrosada, larga, con unas ligeras curvas en su recorrido y de inserción baja, es lo que acompaña el robusto y perfilado cuerpo de esta raza.

Pelaje

Si hay un aspecto característico de estos caninos, que debe resaltarse sin lugar a dudas es el pelaje. Aunque se trata de un manto evidentemente corto, fino y bastante tupido, con un aspecto áspero al tacto, lo peculiar es su apariencia azulada, que le otorga gran particularidad. 

Las abundantes motas negras y blancas sobre su cuerpo es lo que le da el aspecto de color azul que recubre su piel. Dos marcas de color fuego se evidencian en el área de la ceja, y en gran parte del rostro, específicamente en sus ojos, se ubican dos manchas negras bien pronunciadas que le aportan una imagen de misterio y seriedad al mismo tiempo.

Carácter

El carácter de esta raza es bastante agradable. Son realmente obedientes, atentos y sobre todo muy activos, debido a la habilidad natural de cazar, esto además, le ha permitido una socialización innata, por tener que formar parte de una jauría. Sin embargo, afianzar este tema es muy importante en el adiestramiento.

Se trata de un animal obediente, dócil y amable con los que considera su familia, le encanta realizar actividades al aire libre y requiere una gran cantidad de ejercicio, debido a que de lo contrario, se volverá un animal hiperactivo y hasta destructor.

No son muy amantes de la vida urbana, debido a que su hábitat de preferencia es el campo, donde pueda movilizarse con libertad. Además de ello, es un animal con tendencia a ladrar frecuentemente y de manera muy fuerte, lo que puede incomodar a los vecinos en un edificio, por ejemplo.

Esta particularidad le hace también un excelente perro guardián pues se mantiene siempre alerta y no dudará en avisar si observa alguna anormalidad. No obstante, estos canes no deben dejarse dormir a la intemperie, pues si no están bien adiestrados, pueden salir corriendo detrás de alguna presa y perderse.

En cuanto a la convivencia con otros animales, la adaptación puede no ser un problema, pues están acostumbrados a la presencia de otros canes por pertenecer a jaurías en sus actividades de caza.

Con otras personas suele mostrarse un poco desconfiados pero bastarán unas horas para que se sienta a gusto, una vez le identifique como un conocido de la familia.

Aunque son independientes y de gran tamaño, no es recomendable dejarles solo una gran cantidad de tiempo, pues pueden comenzar a hacer destrozos dentro del hogar, como una manera de desatar su energía acumulada.

Es preciso que cuenten con el tiempo necesario para brindar largas caminatas y rutinas de ejercicios adecuadas para que se mantenga equilibrado emocional y físicamente.

Aunque posee un temperamento bastante tranquilo, estos canes requieren de un dueño conocedor de su comportamiento, los cuidados que requiere y cómo educarlo correctamente.

Adiestramiento

Aunque se trata de un animal dócil, obediente y atento, es necesario llevar a cabo un entrenamiento riguroso y adecuado con esta raza, de lo contrario, no será el perro idóneo para ser elegido de mascota.

Hay que tener en cuenta, principalmente, que se trata de un perro de jauría con tendencia a reaccionar ante la presencia de animales más pequeños, iniciando una persecución.

Es por esta razón que conocer acerca de las bases de su adiestramiento es ampliamente necesario. La educación de este grandote debe comenzar desde sus primeras semanas de vida, con el proceso de socialización como primera lección.

Una vez practicados los aspectos básicos acerca de este tema, se pueden incluir lecciones más avanzadas, como el comportamiento dentro y fuera de casa, la convivencia con la familia, alternando además con paseos donde pueda estar en contacto con su entorno y otros animales.

Después de haber avanzado en estos temas, es necesario reitertarlos consecutivamente, así se asegurará que el perro sea domesticado correctamente.

Se trata de un animal de jauría y hasta cierto punto independiente, que goza de gran tamaño e imponente presencia, por esta razón, es preciso educarle considerando como técnica el refuerzo positivo.

Se deben dar las órdenes de forma tranquila y evitando maltratos o gritos, de lo contrario podría adoptar una conducta agresiva en el perro.

La motivación y recompensa son excelentes aliados en la educación de este sabueso.

Salud

El sabueso Gran Azul de Gascuña, por lo general, se ha hecho famoso por su buena salud. Gracias a esto es por lo que posee un cuerpo tan musculoso y lleno de energía.

Esta raza tiene una esperanza de vida que puede alcanzar hasta los doce años, sin sufrir enfermedades específicas de la raza.

Sin embargo, la obesidad es uno de los factores de riesgo que más se asocia a estos canes, debido a que si no se le alimenta correctamente y no practica la cantidad de ejercicio suficiente, puede verse directamente afectado.

Por otro lado, la forma alargada y caída de sus orejas le hace propenso a la acumulación de bacterias y hongos en esta zona. Esto hace necesario que se mantenga una vigilancia y un cuidado particular en la higiene de sus orejas, así se evitará la aparición de estos males.

A excepción de las condiciones mencionadas, este perro goza de un buen estado de salud, que en gran medida también dependerá de los cuidados y atenciones que le brinden los miembros de su familia.

Cuidados que requiere esta raza

Vale resaltar que esta raza de perros rústicos, acostumbrados a la vida campestre, no precisan un esfuerzo excesivo para sus cuidados. Bastará mantener algunas condiciones en su atención para asegurar que crezca con un correcto bienestar y una buena calidad de vida.

Presentaremos a continuación los cuidados más indispensables que requiere el Gran Azul de Gascuña:

Ejercicios

Si hay algo que no se puede dejar pasar con estos canes es la práctica de ejercicios diarios. Al menos 3 horas al día debe permitirse a estos perros correr, realizar actividades de caza, y moverse con libertad, de lo contrario podrían adoptar conductas negativas.

Alimentación

Debido a que son razas con tendencia a la obesidad, es importante combinar el ejercicio con una adecuada alimentación, recordando además, no alimentar en exceso y aportar los nutrientes necesarios para fortalecer su sistema óseo.

Aseo

Se trata de un animal con pelaje corto, por lo que el cepillado no es tan exigente como en otras razas, al menos una vez a la semana será suficiente para que mantenga  el brillo natural de su pelaje.

En cuanto al baño, se puede realizar mensual o cuando el perro se encuentre verdaderamente sucio.

Higiene de orejas y patas

Dentro del aseo del Gran Azul de Gascuña no hay que olvidar en ningún momento la limpieza y supervisión constante de sus orejas, pues por su posición y largo, puede acumularse gran humedad y provocar la aparición de hongos y bacterias.

Asimismo, la revisión periódica de las almohadillas de sus patas es de gran importancia, sobre todo después de un paseo, debido a que se puede pinchar con algún objeto y causarle heridas indeseadas.

Controles médicos

Finalmente, la realización de controles con el veterinario de forma periódica, al igual que su correcta vacunación y desparasitación, le ayudarán a mantener su estado de salud óptimo.

Conclusión

Sin duda alguna un animal fuerte, saludable y muy activo es lo que caracteriza al sabueso azul de Gascuña.

Un animal de preferencia para actividades como la caza y habitar en el campo, donde disfrutará del trabajo en familia y estar al aire libre la mayoría del tiempo.

Posee, además, un singular tono de voz, muy ruidoso por lo general que no le hace un animal adecuado para la vida urbana. Sin embargo, con la socialización y la dedicación de tiempo adecuados estos canes son excelentes mascotas.

Dedicar tiempo y conocimiento a su educación, dará excelentes resultados, pero es necesario que su dueño posea conocimientos sobre el perro para, de esta manera, orientarle de forma correcta, manteniendo la constancia y motivación durante el entrenamiento.

Conoce más sobre perros:

COMPARTE ESTE POST